El queso Berta es alabado por su jugosidad, suavidad, justo punto de sal, su sabor natural y su característico color blanco.

El queso fresco Berta es un producto natural, sin conservantes y con un control sanitario exhaustivo con el cual se logra el sabor, textura y calidad propios del queso auténticamente tradicional.

El queso fresco Berta es puro queso de Burgos, un derivado lácteo obtenido por la separación del suero después de la coagulación de la leche natural. Un producto apto para celiacos.